Madre e hijo intentan descifrar ‘El Misterio de Las Calcetas Tiesas’

Por El Rábano

CDMX.- Hace seis meses, Maritza Ochoa descubrió en el cesto de la ropa sucia una calceta deportiva que no era suave como la demás ropa, sino rígida y quebradiza.

Al ver que el fenómeno comenzaba a ser cada vez más y más frecuente, Maritza preguntó a su hijo Jorge si sabía cuál podría ser la razón de tal hecho, pero el adolescente de 16 años dijo que no sabía la respuesta.

“Decidimos entonces comenzar a investigar”, señaló con orgullo Maritza, “resolver un misterio entre madre e hijo puede ser una gran experiencia, sobre todo porque su padre nos abandonó hace tiempo y debemos tener actividades en común”.

Socks
Las calcetas de Jorge presentan una rigidez hasta ahora inexplicable.

“Jorge me ha formulado sus propias hipótesis y todas parecen ser muy válidas”, señaló la entrevistada, “en una de ellas, mi hijo sugiere que probablemente el sudor de uno de sus pies contiene mucho calcio y eso provoca que la calceta se endurezca, pero no tenemos el equipo científico necesario para poder confirmarlo”.

“¡O tal vez pisaste yeso o cemento blanco, no te diste cuenta, te pusiste el tenis, lo dejaste todo embarrado y ahora todos las calcetas que usas quedan impregnadas!”, gritó Maritza emocionada a Jorge durante la entrevista, en un claro momento de inspiración.

“A lo mejor es eso, mamá, eres un genio”, dijo el adolescente quien, por alguna razón, siempre evitó hacer contacto visual con nosotros.

Satisfecha por su última teoría, Maritza anunció que lavaría todos los tenis de su hijo para ver si así, y de una vez por todas, pueden declarar que “El Misterio de la Calceta Tiesa” ha sido resuelto.

“La verdad me sentiría un poco triste si lavando los tenis resolvemos el misterio”, dijo la mamá del adolescente, “porque ‘La Calceta Tiesa’ se ha convertido en un gran tema de plática en todas nuestras reuniones familiares y mis hermanos y los primos de Jorge siempre lo animan a que les cuente todas las teorías que ha formulado”.

“Por otro lado”, indicó Maritza soltando un suspiro, “también me sentiría aliviada, porque el no poder resolver el misterio preocupa tanto a Jorge, que el pobre se encierra en su cuarto a llorar”.

“¿Cómo sabe que está llorando, Doña Maritza?”, le preguntamos.

“Está usando muchos Kleenex”, respondió la madre y sagaz investigadora.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: